fbpx
PROCESO DE DESINFECCIÓN

AP Estudio Odontológico dispone de un espacio diferenciado y completamente destinado al lavado, desinfección y esterilización de los materiales utilizados en el consultorio dental. Los materiales utilizados en el desempeño de nuestras labores pueden clasificarse en tres grandes grupos:

  • Material crítico
    Se trata del material que debe ser obligatoriamente esterilizado en cualquier protocolo de limpieza y desinfección en clínica dental, ya que cuenta con un riesgo alto de infección. En este grupo se encuentra el instrumental que penetra en los tejidos blandos o duros de la cavidad oral, como aquellos instrumentos quirúrgicos o punzantes utilizados en cirugía, endodoncia o periodoncia, entre otros tratamientos.
  • Material semicrítico
    En esta categoría se agrupan aquellos instrumentos que están en contacto con la saliva, la sangre y otros fluidos, pero no penetran en las mucosas, como son los espejos o las espátulas. Por lo general, suelen ser susceptibles a virus y bacterias, por lo que deben ser esterilizados.
  • Material no crítico
    Son aquellos instrumentos o equipos con un riesgo de contaminación bajo que precisan del uso de desinfectantes. Este peligro mínimo subyace de la posibilidad de ser contaminados al entrar en contacto con las manos del personal sanitario o el paciente durante el tratamiento. En este grupo se encuentran el sillón dental, el equipo de rayos X o la lámpara de luz halógena.

Cada uno de los instrumentos, requeridos en el cumplimiento de una óptima atención a nuestros pacientes, pasan por un estricto proceso de esterilización y desifección. La primera, elimina todas las formas de vida microbiana, incluyendo aquellas más resistentes y la segunda, elimina microorganismos patógenos y no patógenos, disminuyendo el riesgo de infección. Así pues, como consultorio certificado y de calidad nuestros instrumentos pasan por estos niveles de desinfección:

1
Bajo: este procedimiento elimina algunos tipos de bacterias y hongos en sus formas vegetativas. Sin embargo, es ineficiente para el exterminio de virus, esporas resistentes y otros tipos de bacterias. Suele aplicarse al material no crítico. Puede realizarse mediante la aplicación de alcohol 70º, compuestos fenólicos o soluciones de hipoclorito sódico al 10%.
2
Intermedio: es aquella que elimina virus, bacterias y hongos, pero no esporas resistentes. Se realiza mediante algunos tipos de alcoholes, como el etílico o isopropílico.
3
Alto nivel: se trata del proceso más completo mediante el que se eliminan bacterias, virus, hongos y algunas esporas resistentes.